Acerca de

Cero Fósiles es una campaña mundial liderada por grupos locales que buscan que nuestras comunidades e instituciones locales se comprometan con:

  1. Una transición rápida y justa hacia un 100% de energía renovable y libre para todos;
  2. Ningún proyecto nuevo de combustibles fósiles en ningún lugar
  3. Ni un centavo más para energía sucia

Somos un poderoso movimiento de ciudadanos alrededor del mundo, trabajando para construir un futuro libre de los impactos destructivos del cambio climático, y libre de las grandes corporaciones fuera de control que lo causaron.

¿Cómo funciona?

Cero Fósiles se trata de aprovechar nuestra fuerza donde es más efectiva: en nuestras comunidades locales. Pequeños grupos de personas en todo el mundo se están reuniendo y transformando sus comunidades. Nosotros unimos esa energía en un movimiento global conectado que comparte herramientas, tácticas y una emocionante visión para nuestro mundo.

Realizamos campañas para despojar a la industria de los combustibles fósiles de todo lo que necesita para crecer y sobrevivir: su aprobación social, su aprobación política y su dinero. Nos organizamos en nuestras comunidades para detener o prohibir nueva infraestructura relacionada con carbón, petróleo y gas.

Nos organizamos y enfocamos el enorme apoyo público que tiene la energía renovable en compromisos factibles por parte de nuestras instituciones locales para alcanzar un 100% de energía renovable. Esos compromisos no solo están transformando nuestro sistema de energía, sino que además apoyan y re-entrenan a los trabajadores afectados por los cambios, y devuelven el dominio de la energía a la gente.

La iniciativa “Build Our Energy Barn” construyó un granero alimentado por energía solar y eólica en la ruta del oleoducto Keystone XL, en terrenos de la familia Hammond, cerca de York, Nebraska. Foto: Mary Anne Andrei / Bold Nebraska.

Principios


Principio # 1:

Todos son bienvenidos.

El cambio climático no es un problema solo ambiental, o solo de justicia social, o solo económico: es todos estos a la vez. Se trata de uno de los mayores desafíos que la humanidad haya enfrentado jamás, y tendremos que trabajar juntos para resolverlo.

Este movimiento da la bienvenida activamente a los talentos, la energía y el compromiso de todas las personas que ofrecen como voluntarias su tiempo, independientemente de su historia, etnia, creencia religiosa o espiritual, género y orientación sexual. Reaccionamos de inmediato contra el odio y la discriminación.

 

Principio # 2:

Todos somos líderes.

Cada grupo tiene la facultad de decidir sobre su propia organización, facilitación, toma de decisiones, comunicaciones, tácticas y acciones. Todos somos responsables colectivamente de garantizar que estemos a la altura de nuestros valores y principios organizativos compartidos.

 

Principio # 3:

Actuamos.

Pasando a la acción es la manera en que construimos apoyo público para nuestra causa. Y reconocemos la importancia de intensificar esas acciones cuando no se satisfacen nuestras demandas.

Nos comprometemos a mantener una disciplina no violenta en todas nuestras acciones. Apoyamos a quienes realizan acciones directas y respetamos a quienes no están en posición de participar. Alentamos una amplia variedad de tácticas – eso fortalece a nuestro movimiento.

Historia

Cero Fósiles empezó en 2012 como una campaña para presionar a las instituciones para retirar sus inversiones de los combustibles fósiles, construyendo sobre el trabajo de campañas universitarias de desinversión lideradas por estudiantes.

La campaña se propagó rápidamente a muchas partes del mundo, y para 2015 se encontraban en marcha miles de campañas de desinversión, ayudando a dirigir la opinión pública a favor de mantener los combustibles fósiles bajo tierra y destacando la urgencia moral de la acción climática.

La desinversión sigue siendo una parte clave de la campaña Cero Fósiles, y puedes averiguar más sobre esta táctica y su gran cantidad de éxitos aquí.

Con avance lentísimo a nivel nacional e internacional, Cero Fósiles entró en una nueva etapa de la campaña a partir de principios de 2018, extendiéndose más allá de la desinversión para abrazar nuevas demandas, tácticas y herramientas, así como la meta de detener todos los proyectos de combustibles fósiles para 2020.

FacebookTwitter